Infección del tracto urinario (ITU)

Definición

¿Qué es una infección del tracto urinario?

Es una infección que afecta cualquier parte del sistema urinario: riñones, uréteres (conductos que comunican los riñones con la vejiga), vejiga y uretra (conducto por el que la orina se expulsa al exterior). Algunos médicos suelen referirse a ella como ITU (las siglas de infección del tracto urinario).

Las infecciones que afectan el tracto urinario inferior o bajo (la vejiga y la uretra) son las más frecuentes y las mujeres presentan un mayor riesgo de desarrollar  infección urinaria que los hombres.

La infección que se limita a la vejiga (llamada cistitis aguda) puede ser dolorosa y molesta,  suele resolverse con tratamientos simples; sin embargo, de propagarse a los riñones (llamada pielonefritis), podrían tener serias consecuencias.

Anatomía

Signos y síntomas

¿Qué molestias sentiría si tengo una infección del tracto urinario?

  • Necesidad de orinar mas frecuentemente y en pequeñas cantidades.
  • Sensación de ardor al orinar.
  • La orina puede  ser turbia y con mal olor.
  • Orina que aparece de color rojo o rosado brillante (signo de sangre en la orina).
  • Dolor pélvico en las mujeres (especialmente en el centro de la pelvis y alrededor del área del hueso pélvico).
  • Fiebre y malestar general.
  • Dolor en la parte baja de la espalda.

Tipos de infección del tracto urinario (ITU) y sus respectivos síntomas

Síntomas

¿Cuándo buscar a un especialista? (Signos de Alarma)

Consulta con tu médico si presentas cualquiera de los signos y síntomas descritos anteriormente.

Causas

¿Qué causa las infecciones del tracto urinario?

Las infecciones urinarias suelen ocurrir cuando los microbios (generalmente bacterias) que se encuentran comúnmente en el intestino grueso entran al sistema urinario a través de la uretra y comienzan a multiplicarse en la vejiga. Normalmente nuestra orina es estéril (sin bacterias),  debido al flujo urinario y sistemas de defensa de nuestro organismo,  cuando estos fallan las bacterias pueden aferrarse a las paredes de la vejiga y crecer.

La infección urinaria es más frecuente en mujeres y afecta a la vejiga y la uretra.

  • Infección de la vejiga (cistitis): este tipo de infección urinaria es causada generalmente por Escherichia coli (E. coli), un tipo de bacteria que se encuentran comúnmente en el intestino grueso l. En algunas mujeres las relaciones sexuales pueden conducir a la cistitis, por la corta distancia entre el ano y la uretra. 
  • Infección de la uretra (uretritis): este tipo de infección es producida por bacterias gastrointestinales, además  de  gérmenes de transmisión sexual, como el herpes, la gonorrea, la clamidia y el micoplasma, debido a que la uretra femenina está cerca de la vagina.
  • Infección del riñon (pielonefritis): es causada generalmente por bacterias, siendo la Escherichia coli (E. coli ) la más frecuente, la bacteria llega al riñón a través de la vía urinaria (de la vejiga) o por vía sanguínea. Es una infección severa que puede poner en riesgo la vida del paciente y habitualmente requiere hospitalización.

Factores de riesgo

¿Qué factores podrían aumentar mi riesgo de sufrir una infección del tracto urinario?

Las infecciones urinarias son comunes en las mujeres, por lo que muchas de ellas experimentan más de una infección durante su vida. Los factores de riesgo específicos de las mujeres incluyen:

  • Anatomía femenina: las mujeres tienen la uretra más corta que los hombres, lo que acorta la distancia que las bacterias tienen que recorrer para llegar a la vejiga.

Sistema

  • Actividad sexual: las mujeres sexualmente activas tienden a tener más infecciones urinarias. Tener una nueva pareja también aumenta el riesgo.
  • Ciertos controles de natalidad: las mujeres que usan diafragmas para prevenir la fecundación, así como también las que usan agentes espermicidas, pueden presentar un mayor riesgo.
  • La menopausia: la disminución de estrógeno circulante provoca cambios en las vías urinarias, lo que hacen a la mujer más vulnerable a infectarse.

Otros factores de riesgo para las infecciones urinarias incluyen:

  • Anomalías del tracto urinario: los bebes que nacen con anormalidades en el tracto urinario que no permiten que la orina salga del cuerpo normalmente o que causan que la orina se acumule en la uretra, tienen un alto riesgo de sufrir una infección urinaria.
  • Bloqueo de las vías urinarias: los cálculos renales o una próstata agrandada, pueden bloquear el paso de orina y aumentar el riesgo de infecciones.
  • Sistema inmunitario débil: la diabetes y otras enfermedades que deterioran el sistema inmunológico (defensa del cuerpo contra gérmenes) pueden aumentar el riesgo de infecciones urinarias.
  • El uso de catéter: las personas que no pueden orinar por su cuenta y utilizan un tubo (catéter) para orinar tienen un mayor riesgo de infecciones urinarias. Esto puede incluir a personas que estén hospitalizadas, personas con problemas neurológicos que dificultan su capacidad de controlar la orina, y personas que se encuentran paralizadas.
  • Procedimiento urinario reciente: la cirugía urinaria o un examen del tracto urinario que implica el uso de instrumentos médicos, puede aumentar el riesgo como desarrollar una infección urinaria.
  • Aunque aún no se ha determinado claramente, parece existir un patrón en el que las infecciones del tracto urinario son más frecuentes en verano. Esto podría deberse a la mayor posibilidad de deshidratación en esta época.

Complicaciones

¿Cómo se podría complicar una infección del tracto urinario? 

Cuando se tratan a tiempo y adecuadamente, las infecciones del tracto urinario inferior (cistitis) rara vez se complican. Pero si no se tratan, pueden tener graves consecuencias.

Las complicaciones de una infección urinaria pueden incluir:

  • Infecciones urinarias recurrentes (definida como tener dos o más infecciones urinarias en menos de 6 meses)
  • Daño renal permanente de una infección renal aguda o crónica (pielonefritis) debido a una infección urinaria no tratada.
  • Aumento del riesgo en mujeres embarazadas de dar a luz a un bebé con bajo peso o prematuro.
  • Estrechamiento de la uretra (llamado estenosis) en hombres con uretritis a repetición, especialmente en aquellos que hayan sufrido de uretritis gonocócica.
  • Sepsis (infección generalizada de los órganos del cuerpo). Es una complicación potencialmente mortal, que podría suceder si una infección de los riñones (pielonefritis) no es tratada o recibe un tratamiento inadecuado.

La Cita Médica

¿Qué puedes ir haciendo?

  • Pregunta si hay algo que tengas que hacer con antelación, como realizar una muestra de orina.
  • Anota todos tus síntomas, incluso los que podrían parecer ajenos a la infección urinaria..
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que estés tomando.
  • Anota las preguntas que le quieras hacer al médico. Recomendamos las siguientes:
  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Podrían haber otras causas?
  • ¿Necesito alguna prueba para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Qué factores crees que han contribuido con mi infección urinaria?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomiendas?
  • ¿Estoy en riesgo de que se complique la enfermedad?
  • ¿Qué medidas puedo tomar para impedir su recurrencia?
  • ¿Debería ver a algún especialista?

¿Qué preguntas esperar del médico?

  • ¿Cuándo te diste cuenta de los síntomas?
  • ¿Has recibido tratamiento para la vejiga o alguna infección renal en el pasado?
  • ¿Qué tan grave es tu malestar?
  • ¿Con qué frecuencia orinas?
  • ¿Al orinar se alivian tus síntomas?
  • ¿Tienes dolor de espalda?
  • ¿Has tenido fiebre?
  • ¿Has notado algún flujo vaginal o sangre en la orina?
  • ¿Eres sexualmente activo/a?
  • ¿Utilizas algún método de anticoncepción?
  • ¿Estás recibiendo tratamiento por alguna otra condición médica?
  • ¿Alguna vez has usado un catéter?
¿Infección urinaria con fiebre alta? ¿ Necesitas un inyectable? ¡Descarga Doktuz APP!

Pruebas y diagnóstico

¿Qué pruebas me podría hacer para confirmar el diagnóstico?

 

Las pruebas más frecuentes utilizadas para diagnosticar infecciones del tracto urinario son:

  • Análisis de muestra de orina (llamado Examen Completo de Orina): para determinar si hay células blancas (células de defensa o leucocitos), glóbulos rojos (sangre) o bacterias.
  • Cultivo de la orina: indica qué bacterias están causando la infección y qué medicamentos serán más eficaces.
  • Imágenes del tracto urinario: como una prueba de ultrasonido (ecografía), una tomografía computarizada o una resonancia magnética. El médico también podría utilizar un medio de contraste que se inyecta por una vena, para resaltar las estructuras del tracto urinario.
  • Cistoscopía: técnica exploratoria que permite examinar el interior de la vejiga urinaria. Se utiliza un endoscopio. Este dispositivo ingresa por la uretra previa aplicación de un gel con anestesia local y permite ver a través de una cámara de video.

Prevención

¿Cómo reducir el riesgo de infecciones del tracto urinario?

  • Toma mucho líquido para evitar el crecimiento de bacterias en la vía urinaria.
  • El arándano (en jugo o tabletas) puede evitar las infecciones urinarias, pero no siempre funciona.
  • Después de orinar o defecar hacer la higiene de adelante hacia atrás, así evitas la contaminación de la vagina y uretra.
  • Si has notado que la infección aparece luego de tener relaciónes sexuales, debes orinar después de cada relación e ingerir bastante líquido.

Tratamientos y medicinas

¿Qué tratamientos se encuentran disponibles para tratar las infecciones del tracto urinario? 

Infección simple:

Generalmente se suelen recomendar los siguientes fármacos (antibióticos): 

  • Sulfametoxazol.
  • Fosfomicina.
  • Nitrofurantoína
  • Ciprofloxacina.
  • Levofloxacina.
  • Cefalexina.
  • Azitromicina.
  • Doxiciclina.

A menudo los síntomas desaparecen a los pocos días de comenzar el tratamiento. Pero es posible que debas continuar tomando antibióticos durante una semana o más. 

Alerta

El médico también podría prescribir medicamentos contra el dolor (analgésicos), que adormezcan la vejiga y la uretra para aliviar el ardor al orinar.

 

 Infecciones frecuentes:

 Si tienes infecciones urinarias frecuentes, el médico puede recomendar lo siguiente:

  • Antibióticos en dosis bajas, inicialmente por 6 meses, pero a veces podría ser por más tiempo.
  • Una sola dosis de antibióticos después de tener relaciones sexuales (si esa es la causa de las infección).
  • Terapia de estrógeno vaginal si eres mujer y estás en la post menopausia.

 

Infecciones graves

  • Para una infección urinaria severa, puede ser necesario el tratamiento con antibióticos por vía intravenosa en un hospital.