Cataratas

Definición de Cataratas

Es la opacidad del cristalino del ojo, que bloquea el paso de la luz hacia la retina (capa de nervios en la parte posterior del ojo) impidiendo una visión clara.

Definición

El cristalino es un lente transparente que se torna opaco a medida que una persona envejece. Mayormente ocurre después de los 60 años.

Las cataratas se desarrollan de manera lenta y sin dolor.

Tipos de Cataratas

Tipos 

Síntomas y signos de las Cataratas

  • Visión borrosa y nublada.
  • Incremento en la dificultad para ver de noche.
  • Sensibilidad a la luz o al resplandor.
  • Ver halos alrededor de las luces.
  • Cambio frecuente en la prescripción de lentes.
  • Pérdida de la intensidad de los colores.
  • Doble visión en un solo ojo.
  • Mejora la visión de cerca en personas con hipermetropía. El fenómeno, llamado segunda visión, consiste en una mejoría temporal en la visión de cerca. Ocurre durante las primeras etapas de la formación de una catarata, como resultado a los cambios producidos en la forma del cristalino. Esta mejoría en la visión de cerca desaparece y empeora mientras avanza la enfermedad.
  • Dificultad para realizar las actividades cotidianas debido a problemas de visión.

Causas y factores de riesgo de las Cataratas

En muchos casos, la causa de la catarata es desconocida. Entre las posibles causas y factores de riesgo encontramos:

  • Envejecimiento (cataratas relacionadas con la edad).
  • Sobreexposición a los rayos ultravioleta (UV), como la luz del sol o lámparas solares.
  • Diabetes no controlada.
  • Otras enfermedades oculares como glaucoma, desprendimiento de retina, o uveítis a largo plazo.
  • Usar corticoesteroides por largos periodos.
  • Rayos X o tratamientos de radioterapia que involucren a la cabeza.
  • Antecedentes familiares (genético).
  • Lesiones traumáticas en el ojo (poco frecuentes en adultos). Sin embargo, es la principal causa de cataratas en los niños.
  • Nacer con cataratas (congénitas) debido a una probable infección durante el embarazo como rubéola o varicela.
  • Tabaquismo.
  • Cirugía por otro problema ocular.
  • Beber cantidades excesivas de alcohol (conoce aquí cuánto alcohol debes consumir).
  • Hipertensión arterial.
  • Obesidad (Calcula tu IMC -Índice de Masa Corporal- aquí).
  • Resequedad en los ojos.

Pruebas y diagnóstico para las Cataratas

El diagnóstico se debe realizar con una historia clínica y examen oftalmológico.

En el examen oftalmológico se realiza:

  • Examen de agudeza visual: se utiliza una tabla optométrica para medir la capacidad del ojo para ver los detalles a distancias cercanas y lejanas. Se examina un ojo a la vez.
  • La refracción: es una prueba que mide la necesidad de los ojos de lentes correctivos (error de refracción). Por lo general, se realiza después de una prueba de agudeza visual.
  • Pruebas del campo visual: se utiliza para comprobar si hay vacíos en diferentes regiones del campo visual. El campo visual completo es toda el área observada cuando la mirada se fija en una dirección. El campo visual completo es visto por ambos ojos al mismo tiempo. Incluye el campo visual central que detecta el más alto grado de detalle y los campos visuales periféricos.
  • Examen con lámpara de hendidura: es un microscopio de bajo poder combinado con una fuente de luz de alta intensidad que se enfoca para emitir un rayo delgado, para así obtener una ampliación para examinar el ojo, permitiendo ver la superficie transparente del ojo.
  • Examen de retina: se usan gotas para dilatar la pupila del ojo y obtener una fácil visión de la parte posterior del ojo (retina).

Tratamiento y medicinas contra las Cataratas

El único tratamiento eficaz es la cirugía. Se considera realizar la cirugía cuando:

  • Afecta la calidad de vida: interfiere con la capacidad para realizar las actividades diarias normales, como leer o conducir por la noche.

La decisión de operarse depende del paciente y del médico. No es una emergencia operarse, ya que por lo general las cataratas no dañan el ojo. Si se decide no someterse a una cirugía de cataratas, el médico puede recomendar exámenes de seguimiento periódico para ver si las cataratas progresan.

La cirugía de cataratas consiste en extraer el cristalino opaco y reemplazarlo con un lente artificial transparente. El cristalino artificial, llamado lente intraocular, se coloca en el mismo lugar que su cristalino natural y sigue siendo una parte permanente del ojo.

En el caso de que se prohíba usar lente intraocular por alguna otra enfermedad ocular, una vez eliminada la catarata, la visión puede corregirse con gafas o lentes de contacto.

La cirugía de cataratas se realiza generalmente en forma ambulatoria y se utiliza anestesia local, por lo que puedes permanecer despierto durante el procedimiento. La cirugía es generalmente segura, pero conlleva un riesgo de infección y sangrado, a su vez aumenta el riesgo de desprendimiento de retina.

Después del procedimiento, se tendrá algunas molestias durante unos días, los cuales van disminuyendo hasta desaparecer a las 8 semanas.

Si se necesita cirugía de cataratas en ambos ojos, el médico programará la cirugía para extirpar la catarata en el segundo ojo en un mes o dos después de la primera cirugía.

Complicaciones

  • Algunas cataratas progresan y llegan a ser más grandes y densas, produciendo cambios graves en la visión. Pueden causar dependencia en adultos mayores; afectar la calidad de vida como trabajar, leer, realizar pasatiempos, conducir, entre otras actividades cotidianas.

  • Las cataratas pueden causar ceguera. Aunque la cirugía generalmente se hace antes de que una catarata progrese lo suficiente como para causar ceguera.

  • Las cataratas pueden producir glaucoma (muy raro).

  • Las cataratas en los niños son poco frecuentes pero graves, ya que impiden que el área del cerebro que es usada para la visión se desarrolle adecuadamente.

 

Prevención

No existe una forma de prevenir las cataratas. Sin embargo, ciertos hábitos (estilos de vida) pueden disminuir la posibilidad de desarrollo de cataratas a largo plazo.

  • No fumar.
  • Usar un sombrero o gafas de sol cuando te encuentres bajo el sol.
  • Evitar las lámparas solares y cabinas de bronceado.
  • Evitar el uso de esteroides.
  • Mantener la Diabetes controlada.
  • Realizarte exámenes regulares de los ojos.
  • Reducir el consumo de alcohol.
  • Mantener un peso saludable.
  • Dieta saludable que incluya muchas frutas y verduras.

¿Cuándo buscar un especialista?

Llamar al médico de inmediato si se tiene:

  • Dolor severo en los ojos.
  • Un cambio repentino en la visión, como la pérdida de la visión o visión doble.

Consultar al médico si se presentan síntomas como:

  • Cambios frecuentes en los anteojos.
  • Visión borrosa o doble que se desarrolla lentamente.
  • Presentar problemas para ver durante el día debido a los reflejos.
  • Dificultad para conducir de noche debido a la iluminación de los faros.
  • Problemas de visión que afectan la capacidad para realizar las actividades diarias.

La cita médica

Entre las preguntas frecuentes que el médico realiza, se encuentran:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Tus síntomas son continuos u ocasionales?
  • ¿Experimentas problemas de visión en la luz brillante?
  • ¿Qué tan grave son los síntomas?
  • ¿Tus problemas de visión hacen que te sea difícil conducir?
  • ¿Tus problemas de visión hacen que sea difícil leer?
  • ¿Tus problemas de visión hacen que sea difícil realizar tu trabajo?
  • ¿Alguna vez has tenido una cirugía de ojos?
  • ¿Alguna vez has tenido una lesión en el ojo?
  • ¿Has sido diagnosticado con algún problema ocular?
  • ¿Alguna vez has recibido radioterapia en la cabeza o en el cuello?
  • ¿Qué medicamentos estás tomando actualmente?

Referencias bibliográficas