Sífilis

Definición

¿Qué es la sífilis?

La Sífilis es una infección de transmisión sexual (ITS), causada por la bacteria Treponema pallidum y se caracteriza por fases de actividad, separada por un periodo de latencia (fase de inactividad). La sífilis puede causar complicaciones a largo plazo o la muerte si no se trata de manera adecuada. También, es conocida como la Gran Simuladora porque los síntomas que causa se parecen a los de muchas otras enfermedades.

Síntomas

¿Qué molestias sentiría si tuviera sífilis?

Fases

Fase primaria:

  • La aparición de una sola úlcera marca la primera fase (primaria) de los síntomas de la sífilis, pero es posible que aparezcan múltiples úlceras. A esta úlcera no dolorosa se le llama chancro.

Úlceras

 

  • La úlcera aparece en el sitio por donde la sífilis entró al organismo. 
  • Por lo general, la úlcera es firme, redonda y no causa dolor. Debido a que la úlcera no causa dolor es posible que pase desapercibida. 
  • La úlcera dura entre 3 y 6 semanas y se cura incluso si la persona no recibe tratamiento. Si la persona infectada no recibe tratamiento adecuado la infección progresa a la fase secundaria.

Fase secundaria:

  • Se caracteriza por erupciones de la piel (inflamación en la piel o exantema) y/o condilomas planos (en la región perianal, vulvar, escrotal, muslos, axilas y la región submamaria); y/o placas o parches mucosos (en el labio, mucosa oral, lengua, paladar, faringe y genitales).

Erupciones

 

  • Pueden aparecer desde el momento en que comienza a curarse la úlcera primaria hasta varias semanas después de que se haya curado. 
  • Por lo general, la erupción no produce picazón. 
  • Las erupciones en la piel, pueden tomar el aspecto de puntos duros, de color rojo o marrón rojizo, tanto en la palma de las manos como en la planta de los pies. No obstante, pueden verse diferentes en otras partes del cuerpo y pueden parecerse a otras erupciones causadas por otras enfermedades.
  • Otros síntomas de sífilis secundaria incluyen: fiebre, inflamación de las glándulas linfáticas (ganglios), dolor de garganta, pérdida parcial del cabello, dolor de cabeza, pérdida de peso, dolor muscular y fatiga. 
  • Los síntomas de esta fase de la sífilis desaparecerán con o sin tratamiento. 
  • Sin el tratamiento adecuado, la infección progresará a una fase latente y posiblemente a las fases más avanzadas de la enfermedad.
  • Esta fase puede durar desde semanas, hasta 2 a 3 años.

Fases latente:

  • La fase latente (oculta) de la sífilis comienza con la desaparición de los síntomas de las fases primaria y secundaria. 
  • Sin tratamiento, la persona infectada puede continuar teniendo sífilis en su organismo, aunque no tenga ni signos ni síntomas. 
  • Esta fase latente puede durar de 10 a 20 años.

Fase avanzada o terciaria:

  • Aproximadamente el 15% de las personas que no han recibido tratamiento contra la sífilis presenta la fase avanzada de esta enfermedad
  • Puede aparecer entre 10 y 30 años después de haber comenzado la infección. 
  • Los síntomas de la fase avanzada de sífilis incluyen: dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, entumecimiento, ceguera gradual y demencia. 
  • En esta fase la sífilis puede dañar órganos internos como el cerebro, los nervios, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, el hígado, los huesos y las articulaciones. También puede causar la muerte.

Formas especiales de presentación de la sífilis

Neurosífilis

La sífilis puede invadir el sistema nervioso en cualquier etapa de la infección, y causar una gran variedad de síntomas, que incluyen desde no tener ningún síntoma en absoluto, a dolores de cabeza, alteraciones del comportamiento y problemas de movimiento que se asemejan a otras enfermedades neurológicas, como la enfermedad de Huntington o la de Parkinson. Esta invasión en el sistema nervioso se llama neurosífilis.

La sífilis ocular, una manifestación clínica de la neurosífilis, puede involucrar casi cualquier estructura del ojo, pero las más comunes son uveítis (inflamación de la úvea, lámina intermedia del ojo) y panuveítis (inflamación de toda la úvea). Puede conducir a la disminución de la agudeza visual, incluyendo ceguera permanente.

 

Sífilis Congénita

Las bacterias de la sífilis pueden afectar al bebé de una mujer durante el embarazo. Todas las mujeres embarazadas deben hacerse la prueba de sífilis en la primera visita prenatal. La prueba de detección de la sífilis debe repetirse durante el tercer trimestre (28 a 32 semanas de gestación) y en el parto a mujeres que tienen un alto riesgo de contraer sífilis (que viven en zonas de alta mortalidad por sífilis o que tuvieron un resultado positivo en el primer trimestre).

Dependiendo cuánto tiempo una mujer embarazada lleva infectada, podría tener un riesgo alto de dar a luz a un feto sin vida, o a uno que muera poco tiempo después del nacimiento. La sífilis no tratada en mujeres embarazadas resulta en muerte infantil en un 40% de los casos. Cualquier mujer que da a luz a un feto sin vida después de 20 semanas de gestación, debería realizarse pruebas de diagnóstico de sífilis.

Un bebé recién nacido infectado, puede no mostrar síntomas de la infección. Sin embargo, si no es tratado inmediatamente, el bebé podría desarrollar serios problemas dentro de unas semanas. Bebés infectados no tratados pueden tener un retraso en el desarrollo, convulsiones, o morir. 

Para las mujeres embarazadas solo se puede aplicar el tratamiento con penicilina para tratar la sífilis y evitar su transmisión al feto. Este tratamiento es muy eficaz (tasa de éxito de 98%) en la prevención de transmisión de madre a hijo.

Cualquier mujer que da a luz a un feto sin vida después de 20 semanas de gestación, debería realizarse pruebas de diagnóstico de sífilis.

Un bebé recién nacido infectado, puede no mostrar síntomas de la infección. Sin embargo, si no es tratado inmediatamente, el bebé podría desarrollar serios problemas dentro de unas semanas. Bebés infectados no tratados pueden tener un retraso en el desarrollo, convulsiones, o morir. 

Para las mujeres embarazadas solo se puede aplicar el tratamiento con penicilina para tratar la sífilis y evitar su transmisión al feto. Este tratamiento es muy eficaz (tasa de éxito de 98%) en la prevención de transmisión de madre a hijo. Las mujeres embarazadas que son alérgicas a la penicilina deben ser referidas a un especialista en la desensibilización a la penicilina.

Causas

¿Cómo me contagio de sífilis?

  • A través de contacto sexual con personas portadoras de lesiones contagiosas (chancro, úlceras en las mucosas, erupciones cutáneas o condilomas planos). 
  • Puede ser transmitida durante relaciones sexuales vaginales, anales o durante el sexo oral.
  • El contagio es menos frecuente a través de contactos no sexuales (como heridas, uso de agujas, etc) o de una transfusión de sangre contaminada.
  • La sífilis se puede transmitir de madre a hijo a través de la placenta o el parto (sífilis congénita).

Factores de riesgo

¿Qué factores aumentan mi riesgo de contraer sífilis?

Tu riesgo de contraer sífilis aumenta si:

  • Tienes relaciones sexuales sin protección (no usar condones o no utilizarlos correctamente). Este riesgo es especialmente alto entre los hombres que tienen sexo con otros hombres.
  • Tienes múltiples parejas sexuales, sobre todo si vives en una zona del país donde la sífilis es más común.
  • Tienes una pareja sexual infectada con sífilis.
  • Tienes relaciones sexuales con una persona que tiene múltiples parejas sexuales.
  • Tienes sexo a cambio de drogas o dinero.
  • Tienes infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y participas en alguna de las conductas mencionadas anteriormente.

La sífilis se contagia cuando se tiene una llaga abierta o erupciones en la piel. El riesgo de ser infectado con sífilis por un solo encuentro sexual con una pareja infectada es de aproximadamente  3% a 10%.

La infección con sífilis también aumenta el riesgo de infectarse con el VIH. La sífilis causa heridas abiertas en los genitales que permiten que la infección por el VIH ingrese a nuestro organismo fácilmente. En general, la sífilis es más común en personas que también están infectadas con el VIH.

Pruebas y diagnóstico

¿Qué pruebas me puedo realizar para saber si tengo sífilis?

El método definitivo para el diagnóstico de la sífilis, consiste en visualizar la espiroqueta (bacteria) mediante la microscopía de campo oscuro. Esta técnica se realiza raramente hoy, porque es un método tecnológicamente difícil. Por lo tanto, los diagnósticos son más comúnmente realizados haciendo un análisis de sangre. 

Existen 2 tipos de pruebas de sangre para diagnosticar la sífilis:

  1. Pruebas no Treponémicas: como VDRL y RPR, son simples y de bajo costo. Sin embargo, no son específicos para la sífilis. Pueden producir resultados falsos positivos y, por sí solas, no son suficientes para el diagnóstico.
  2. Pruebas Treponémicas: como FTA-ABS y TP-PA, y otras pruebas que detectan anticuerpos (sustancias que el cuerpo produce al entrar en contacto con la bacteria de la sífilis)  específicos de la sífilis. Los anticuerpos treponémicos aparecen antes que los no treponémicos y, por lo general, siguen siendo detectables toda la vida, incluso después de un tratamiento exitoso. Si te realizas una prueba treponémica con resultado positivo, debes realizarte una prueba no treponémica para confirmar el diagnóstico.

Tratamientos y medicinas

¿Qué tratamientos se encuentran disponibles para tratar la sífilis?

La penicilina mata a las bacterias y previene daño adicional. No reparará el daño que ya se haya hecho. En general:

  • Una dosis cura a una persona que ha tenido sífilis por menos de un año.
  • Si la sífilis ha estado presente por más de un año, serán necesarias más dosis.
  • Un bebé que nació con sífilis necesita tratamiento diario con penicilina al menos por 10 días.

Las personas alérgicas a la penicilina pueden ser desensibilizadas o recibir antibióticos alternativos, como: 

  • Doxiciclina
  • Ceftriaxona
  • Tetraciclina
  • Azitromicina 

Si tienes sífilis, evita tener relaciones sexuales hasta que termines el tratamiento y la infección esté completamente curada. Debes notificar a todas tus parejas sexuales, ya que también deberán recibir tratamiento.

Complicaciones

¿Qué complicaciones pueden surgir a partir de la sífilis?

En su fase avanzada o terciaria, la sífilis puede afectar distintos órganos del cuerpo, causando las siguientes complicaciones:

  • Lesiones neurológicas que pueden ocasionar demencia.
  • Lesiones oculares que pueden llevar a la ceguera. 
  • Lesiones cardiovasculares y de las extremidades que pueden limitar la actividad física de la persona. 
  • Lesiones de la piel que pueden ser severas y destructivas.
  • Muerte.

Prevención

¿Qué puedo hacer para prevenir la sífilis?

Alerta

  • El uso constante y correcto de condones de látex puede reducir el riesgo de sífilis cuando la úlcera o el sitio de posible exposición está cubierto, aunque es mejor abstenerse de tener relaciones sexuales cuando una úlcera esté presente en el área genital, anal u oral. 
  • Abstenerse del contacto sexual o tener una relación estable y mutuamente monógama con una pareja que se haya hecho las pruebas y que se sabe que no tiene ninguna infección.
  • La transmisión de una ETS, incluida la sífilis, no puede prevenirse con lavarse los genitales, orinar o darse una ducha vaginal después de la relación sexual. 
  • Cualquier secreción, úlcera o erupción en la piel, en particular en el área de la ingle, debe ser señal para dejar de tener relaciones sexuales y ver a un médico de inmediato.
  • Abstenerse de consumir alcohol y drogas puede también ayudar a evitar la transmisión de la sífilis, ya que estas actividades pueden llevar a una conducta sexual riesgosa. 
  • Es importante que las parejas sexuales hablen entre ellas sobre si tienen el VIH o si en el pasado han tenido otras ETS, de manera que puedan tomar acciones preventivas.

¿Cuándo buscar un especialista? (signos de alarma)

Cuando presentes lesiones similares a las descritas, o presente factores de riesgo SIEMPRE debes acudir a un médico de confianza.

La cita médica

Durante la cita médica, se realizará una historia clínica y un examen físico detallado, incluyendo preguntas de la actividad sexual del paciente. Al ser la sífilis una enfermedad de transmisión sexual, y las lesiones encontrarse en el área genital, el médico tendrá que revisar el área afectada del paciente. Para el diagnostico de la sífilis, el médico puede solicitarle un examen de sangre, y en caso la enfermedad este muy avanzada, podría realizar un procedimiento llamado punción lumbar (procedimiento de diagnóstico que se realiza para recoger una muestra del líquido cefalorraquídeo).

Referencias bibliográficas

  • Lukehart S.A. En: Fauci A.S., Kasper D.L., Hauser S.L., Jameson J, Loscalzo J.Sifilis. Harrison's Principles of Internal Medicine.17 ed. New York.2008.Mc Graw Hill:169;pg 1038-1046