Migraña

/

Definición

¿Qué es la migraña?

Una migraña suele ser un dolor de cabeza severo, que viene en forma de ataques o episodios. El dolor, puede ser como latidos o un dolor punzante en la parte frontal o lateral de la cabeza (sienes) que dura horas o días y puede ser tan grave que todo lo que la persona anhela es estar en un lugar oscuro y tranquilo para tumbarse. 

Puede venir acompañada con síntomas como: náuseas, vómitos y aumento de la sensibilidad a la luz o sonido; y precedida por síntomas de advertencia como: destellos de luz, puntos ciegos, o cosquilleo en un brazo o pierna. 

Es una enfermedad común y afecta a alrededor de 1 de cada 5 mujeres y a 1 de cada 15 hombres. Por lo general, comienza en la edad adulta temprana. Algunas personas tienen migrañas con frecuencia, hasta varias veces a la semana. Otras, sólo ocasionalmente. Es posible que pasen años entre ataques de migraña.

¿Sufres de crisis migrañosa y necesitas un inyectable? ¡Descarga Doktuz APP!

Tipos

¿Qué tipos de migraña existen?

Existen varios tipos de migraña:

  • Migraña con aura: donde hay señales de advertencia antes de que comience el dolor (como luces intermitentes).
    Ejemplo de migraña con aura, tomado de Clínica Mayo (www.mayoclinic.org):
    Migraña
  • Migraña sin aura: donde se produce el dolor sin señales previas.
  • Migraña silenciosa: se producen síntomas de la migraña exceptuando el dolor.

Signos y síntomas

¿Qué molestias sentiría si tengo migraña?

Generalmente, la migraña progresa a través de 4 etapas, incluyendo: pródromo (síntomas que preceden al ataque), auras, ataque (dolor de cabeza) y postevento (síntomas que ocurren luego del ataque); aunque es posible no experimentar todas las etapas. 

Síntomas

Causas

¿Por qué y cómo se origina la migraña?

Las migrañas podrían ser causadas por cambios en el tronco cerebral (es la ruta de comunicación entre el cerebro y la médula espinal) y sus interacciones con el nervio trigémino (nervio de la cabeza que es una importante vía del dolor).

Asimismo, los desequilibrios en las sustancias químicas del cerebro (incluyendo la serotonina, que ayuda a regular el dolor en el sistema nervioso) también podrían estar implicados. Los niveles de serotonina bajan durante los ataques de migraña. Esto puede conllevar a que se liberen sustancias llamadas neuropéptidos, que viajan a la cubierta externa del cerebro (meninges). El resultado es un dolor de cabeza.
Actualmente se continúa estudiando el papel de la serotonina en las migrañas.

Desencadenantes de las migrañas

  • Cambios hormonales en las mujeres: fluctuaciones de estrógenos parecen desencadenar dolores de cabeza en muchas mujeres que sufren de migraña. Éstas suelen reportar dolores de cabeza inmediatamente antes o durante la menstruación (cuando tienen una importante disminución de estrógeno). Otras tienen una mayor tendencia a desarrollar migrañas durante el embarazo o la menopausia.
  • Medicamentos hormonales: como los anticonceptivos orales y la terapia de reemplazo hormonal.
  • Alimentos: quesos añejos y alimentos salados o procesados. Así como también al saltarse una comida o estar en ayunas.
  • Aditivos alimentarios: como el edulcorante aspartame y el conservante glutamato monosódico, que se encuentra en muchos alimentos.
  • Bebidas: el alcohol (especialmente el vino) y bebidas con alto contenido de cafeína.
  • Estrés.
  • Estímulos sensoriales: como las luces brillantes, el reflejo del sol, sonidos fuertes y olores inusuales (perfumes, pintura, humo de cigarrillo y otros).
  • Cambios en patrón de sueño: falta de sueño, dormir demasiado o el jet lag.
  • Factores físicos: intenso esfuerzo físico (incluyendo la actividad sexual).
  • Cambios en el medio ambiente: cambios en el clima o de la presión atmosférica (visitar lugares altos, como la sierra).
  • Medicamentos: anticonceptivos orales y los vasodilatadores (como la nitroglicerina).

Factores de riesgo

¿Qué factores aumentan mi riesgo de sufrir un ataque de migraña?

Hay varios factores que te pueden hacer más propenso a tener migrañas. Estos incluyen:

  • Historia familiar: hasta el 90% de las personas con migraña, tiene un historial familiar de ataques de migraña. Si uno o ambos padres sufren de migraña, su hijo tiene altas posibilidades de sufrirla también.
  • Edad: las migrañas pueden comenzar a cualquier edad, aunque la mayoría de las personas experimentan su primera migraña durante la adolescencia. 
  • Sexo: las mujeres son 3 veces más propensas a sufrir de migrañas.
  • Cambios hormonales: si eres mujer, podrías notar que tus dolores de cabeza comienzan justo antes o poco después del inicio de la menstruación.

¿Cuándo consultar a un médico?

Consulta con tu médico o anda a la sala de emergencia si tienes alguno de los siguientes signos o síntomas, los cuales podrían indicar otros problemas más graves:

¿Cuándo

Complicaciones

¿Qué complicaciones podrían ocurrir a partir de la migraña?

A veces tu esfuerzo por controlar el dolor pueden causar problemas:

  • Problemas gastrointestinales: ciertos analgésicos llamados medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno, pueden causar dolor abdominal, sangrado, úlceras, y otras complicaciones; en especial si se toma en grandes dosis o durante un largo periodo de tiempo.
  • Dolores de cabeza por tomar medicamentos en exceso: por tomar medicamentos para el dolor de cabeza por más de 10 días al mes, durante 3 meses, o en dosis altas.
  • Síndrome de la serotonina: es una enfermedad poco frecuente y potencialmente mortal, que se produce cuando el cuerpo tiene un exceso de serotonina (químico que se encuentra en el sistema nervioso). Incluye síntomas como: diarrea, agitación o inquietud, hipertensión arterial, alucinaciones, pérdida de coordinación, entre otros. Puede ocurrir si tomas medicamentos contra la migraña llamados triptanos y antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina.
    Estos medicamentos naturalmente aumentan los niveles de serotonina. Cuando se combinan, causan un aumento aún mayor de los niveles de serotonina en el organismo.

Además, algunas personas experimentan complicaciones de migrañas como:

  • Migraña crónica: si la migraña se prolonga durante 15 días o más al mes, durante más de 3 meses, podría tratarse de un caso de migraña crónica.
  • “Estado Migrañoso”: personas con esta complicación tienen ataques de migraña que duran más de 3 días.
  • Aura persistente: por lo general, el aura desaparece después del ataque de migraña. Sin embargo, algunas personas tienen un aura que dura más de una semana después del ataque.
  • Infarto migrañoso: algunas personas que tienen migraña con aura, pueden tener síntomas de aura que duran más de una hora. Esto puede ser signo de un sangrado en el cerebro (accidente cerebrovascular).

La Cita Médica

¿Qué puedes ir haciendo? 

  • Anota los síntomas que estás experimentando, aunque parezcan no tener relación con las migrañas.
  • Anota tu información personal clave, incluidas tus principales tensiones o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos (con sus dosis), vitaminas o suplementos que estés tomando.
  • Anota las preguntas que quieras hacerle al médico.

Algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico incluyen: 

  • ¿Qué debe estar desencadenando mis migrañas?
  • ¿Hay otras posibles causas de mis síntomas?
  • ¿Qué tipos de pruebas necesito?
  • ¿Mi condición es temporal o crónica?
  • ¿Cuál es el mejor curso de acción?
  • ¿Qué cambios en mi estilo de vida o dieta sugiere que haga?
  • Tengo estas otras condiciones de salud. ¿Cómo puedo manejarlas mejor?
  • ¿Hay alguna alternativa genérica de la medicina que me estás recetando?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

¿Qué preguntas esperar del médico?

  • ¿Cuándo fue la primera vez que comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas aparecen de manera continua u ocasional?
  • ¿Qué tan graves son los síntomas?
  • ¿Qué cosa parece mejorar los síntomas?
  • ¿Qué cosa parece empeorar los síntomas?
  • ¿Algún familiar tuyo sufre de migrañas?

Pruebas y diagnóstico

¿Qué pruebas me puedo hacer para diagnosticar una migraña?

Si sufres de migrañas, el médico capacitado en el tratamiento de dolores de cabeza (neurólogo) se basará en tu historial médico, tus síntomas, y un examen físico y neurológico para su diagnóstico. El médico también podría recomendar una variedad de pruebas para descartar otras condiciones:

  • Análisis de sangre: para detectar problemas vasculares, infecciones en la médula espinal o el cerebro, y para buscar toxinas en tu cuerpo.
  • Tomografía computarizada: utiliza una serie de rayos X para crear imágenes transversales detalladas de tu cerebro. Esto ayuda a los médicos a diagnosticar tumores, infecciones, daño cerebral, hemorragia cerebral y otros problemas médicos.
  • Resonancia magnética: utiliza un campo magnético y ondas de radio para producir imágenes detalladas de tu cerebro y vasos sanguíneos.

Tratamiento y medicinas

¿Qué tratamientos se encuentran disponibles contra la migraña?

Las migrañas no se pueden curar, pero sí se puede manejar el dolor. Una variedad de medicamentos han sido diseñados específicamente para tratar migrañas. Además, existen otros comúnmente utilizados para tratar otras condiciones, que también pueden ayudar a aliviar o prevenir las migrañas. 

Los medicamentos utilizados para las migrañas se dividen en 2 categorías:

  • Medicamentos para aliviar el dolor: se toman durante los ataques de migraña y están diseñados para detener los síntomas que ya han comenzado.
  • Medicamentos preventivos: se toman regularmente, sobre una base diaria, para reducir la gravedad o la frecuencia de las migrañas.

 

Medicamentos para aliviar el dolor*

  • Analgésicos: como la aspirina, el paracetamol (o acetaminofeno), o medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno, pueden ayudar a aliviar las migrañas leves. 
  • Medicamentos específicos contra la migraña: como la combinación de acetaminofeno (o paracetamol), aspirina y cafeína, también pueden aliviar un dolor moderado.
  • Medicamentos que contengan indometacina: pueden ayudar a frustrar una migraña y están disponibles en forma de supositorio (puede ser útil si estás con náuseas).
  • Triptanos: como el sumatriptán o el naratriptán. Promueven la constricción de vasos sanguíneos y bloquean las vías del dolor en el cerebro. Algunos triptanos están disponibles como aerosoles nasales, inyecciones y comprimidos. Sin embargo, sus efectos secundarios incluyen náuseas, somnolencia y debilidad muscular (no se recomiendan para personas en riesgo de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos).
  • Medicamentos contra las náuseas: debido a que las migrañas suelen ir acompañadas de náuseas (con o sin vómitos), podrías tomar medicamentos con clorpromazina, metoclopramida o proclorperazina.
  • Medicamentos opioides: contienen estupefacientes y a veces se usan para tratar la migraña en personas que no pueden tomar triptanos. Como los narcóticos generan dependencia, por lo general se utilizan únicamente como último recurso.
  • Glucorticoides: pueden ser usados en conjunto con otros medicamentos para aliviar el dolor. Debido al riesgo de toxicidad de los esteroides, los glucorticoides no deben utilizarse con frecuencia.

* Si se toman demasiado a menudo, o por largos períodos de tiempo, estos medicamentos pueden causar úlceras, sangrado gastrointestinal o dolores de cabeza.

 

Medicamentos preventivos

Puedes ser candidato para una terapia preventiva si:

- Tienes 4 o más ataques al mes.
- Si los ataques duran más de 12 horas. 
- Si los medicamentos para aliviar el dolor no te están ayudando. 
- Si tus síntomas incluyen aura o adormecimiento y debilidad.

Los medicamentos preventivos pueden reducir la frecuencia, severidad y duración de las migrañas y pueden aumentar la eficacia de los medicamentos utilizados durante los ataques de migraña.

Tu médico te puede recomendar tomar medicamentos preventivos todos los días, o solo cuando un posible disparador predecible, como la menstruación, se acerca. 

En la mayoría de los casos, los medicamentos preventivos no detienen dolores de cabeza por completo, y algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios graves. Si has tenido buenos resultados con la medicina preventiva, y tus migrañas están bien controladas, tu médico puede recomendar disminuir su consumo para ver si las migrañas regresan.

Para prevenir o reducir la frecuencia de las migrañas, podrías tomar los siguientes medicamentos:

  • Fármacos cardiovasculares: como los bloqueadores beta, que comúnmente se utilizan para tratar la presión arterial alta y la enfermedad de las arterias coronarias, pueden reducir la frecuencia y severidad de las migrañas. Si eres mayor de 60 años, consumes tabaco, o tienes ciertas condiciones del corazón o de los vasos sanguíneos, tu médico puede recomendarte medicamentos alternativos en lugar de los bloqueadores beta.
  • Antidepresivos: como los antidepresivos tricíclicos, pueden ayudar a prevenir algunos tipos de dolores de cabeza, incluyendo las migrañas. No tienes que tener depresión para beneficiarte de estos medicamentos. Estos pueden reducir la frecuencia de los dolores de cabeza al afectar el nivel de serotonina y otras sustancias químicas del cerebro. La amitriptilina es el único antidepresivo tricíclico demostrado para prevenir eficazmente los dolores de cabeza de la migraña. A veces se utilizan otros antidepresivos tricíclicos porque pueden tener menos efectos secundarios que la amitriptilina. Estos medicamentos pueden provocar sequedad de boca, estreñimiento, aumento de peso y otros efectos secundarios.
  • Anticonvulsivantes: como el valproato de sodio y topiramato, parecen reducir la frecuencia de las migrañas. Sin embargo, en dosis altas pueden causar efectos secundarios. El valproato de sodio puede causar náuseas, temblores, aumento de peso, pérdida de cabello y mareos; y no debe utilizarse en mujeres embarazadas. Mientras que el topiramato puede causar diarrea, náuseas, pérdida de peso, problemas de memoria y de concentración.
  • Bótox: ha demostrado ser útil en el tratamiento de las migrañas crónicas en los adultos. Durante este procedimiento, las inyecciones se realizan en los músculos de la frente y el cuello. De ser efectivo, el tratamiento debe repetirse cada 12 semanas.
  • Analgésicos: como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, especialmente naproxeno, puede ayudar a prevenir las migrañas y reducir los síntomas.